Por qué aprender a programar y la importancia de los bootcamps tecnológicos